Carolina Nissen: “Todas las cosas que me han sucedido han sido un regalo”

Es grato sentarse a conversar con Carolina Nissen. Cantautora Valdiviana, radicada en Santiago desde ya un par de años. Se le nota cuando habla que le gusta mucho lo que hace y que trabaja con dedicación para eso. Es dulce como sus propias creaciones y lo hace sentir. Carolina, dejo la estabilidad laboral como profesora de música para arrojarse de lleno al océano de la música cambiando las estructuras de piano clásico por melodías sencillas que son prácticamente caricias al oído. Su disco homónimo posee esa línea. Suaves canciones que parecen hablar todo el tiempo de amores pero que pueden tener otras relecturas. Se siento como caminar en otoño viendo las hojas caer una por una.

Por Carolina Gonzalez

Yo sé que tu tienes una formación musical clásica. Estudiaste en el Conservatorio de la Universidad Austral, ¿cómo pasas de esa estructura clásica al pop?

Claro, estuve en el conservatorio, entre cuando chica, y cuando terminé el colegio entre a estudiar pedagogía en música y tenía un profe, un caballero súper carismático como de 70 años nos hicimos grandes amigos y el fue el que me incentivó a estudiar piano y bueno, por las cosas de la vida me fui a vivir a Santiago, pero seguí estudiando, entonces viajaba cada diez días a estudiar porque era un gran maestro, así es que hacía ese sacrificio. Eso se extendió por casi 2 años. Después el se enfermó y murió. Y me quedé sin profe y pensé ¿qué hago ahora? Y llega un nuevo profe, un súper profe que sigue ahora en el conservatorio y retomé el piano pero ya no era lo mismo y yo me empecé a dar cuenta de que la cosa se me estaba poniendo cuesta arriba y decidí dejar el piano y terminé un poco saturada también con todo eso. Porque había sacrificado michas cosas y quizás yo no era tan talentosa en la parte clásica: me ponía nerviosa, salían todos mis demonios .

Cuando me aleje del piano, me aleje totalmente de la parte clásica y yo era una enamorada de lo clásico, onda Brahms, Mozart, etc y tomé distancia porque para mi se había completado una etapa pero a la vez que me alejé del paino me alejé también de la música y me dediqué a terminar mi carrera, busqué pega me agarró la maquina, me puse a hacer clases y fue super heavy, porque de verdad me agarró la maquina y estaba haciendo cosas que no me convencían mucho y cuando aparecieron estas canciones del disco fue un momento en que estaba súper intranquila con mi vida.

¿Cómo fue la aparición de las canciones?

Como un desahogo. Fue tan simple. Un día llegue a mi casa me senté en el piano y salieron las canciones. Bueno, de chica componía, inventaba mis canciones. Onda los primeros acordes con la guitarra, cuando me metí al conservatorio lo primero que hacía era sentarme en el piano e inventar mis canciones. Pero siempre fue como un espacio para encontrarme conmigo. Y eso creo que me pasó. En esa época en que estaba tan saturada de la pega de profe, empezaron a aparecer estas canciones. No creo que haya habido un paso, sino que pasé de una etapa muy clásica, luego un alejamiento total y finalmente este deshago con la música popular.

¿Y qué te pasó a ti cuando aparecen estas canciones que no tenían nada que ver quizás con lo clásico que tocabas frecuentemente? ¿Pensaste hacer algo con ellas inmediatamente?

Ni siquiera me lo cuestioné. Porque había pasado tanto tiempo en mi vida cuestionándome todo y esas canciones fluyeron y no tenía ninguna intención con esas canciones. Eran mis canciones y me daba lo mismo lo que pensara el resto. Hasta un día en que las escuchó Claudius, que fue el ingeniero de mi disco y me dice: -caro tenemos que hacer algo con estas canciones, tienes que compartir esto con la gente que te quiere, es tan bonito lo que estas haciendo, compártelo. Y el fue el que me convenció de meterme al estudio de grabación, de que sacara el disco, de que hicieran el lanzamiento. En el fondo si el no me hubiera empujado a hacer esto, yo no estaría hoy en día con el disco en la mano, no estaría en el sello azul, no estaría dedicada a la música, es súper loco, pero fue así como se dieron las cosas, nunca fue planeado. Entonces, que las canciones hayan salido así no fue premeditado, fue simplemente espontáneo.

Tú me comentabas que eras una enamorada de la música clásica, de Brahms, Mozart, Beethoven, pero en paralelo escuchabas otro tipo de música, más pop, más rock ¿Tienes algunas influencias para tus canciones?

Si, Siempre escuché de todo. De hecho cuando estuve en la universidad, participé del ballet folklórico de la universidad, siempre me gustó mucho el floklore, me gustaba mucho el jazz, siempre escuché estilos distintos. Onda rock y el rock and roll pero no sé si se ve reflejado en mi música, demás que si, pero no sé. Mi música tiene melodías sencillas, pero si tuviera que compararlo con algún compositor. Mira, siempre hay un prejuicio con respecto a Mozart de que es súper fácil y oreja, pero Mozart es uno de los compositores más difíciles de tocar en piano. De repente esas melodías, el era tan perfectito, sus estructuras, de repente por ahí puede ir con la línea melódica mmm creo, si tuviera que comparar

Cuándo ya estabas trabajando en el disco,¿Pensaste como en la idea de cómo querías que sonora o también fue algo espontáneo?

Fue súper espontáneo. Todos los instrumentos que aparecen en el disco los grabé yo, menos la batería y el bajo que son los dos instrumentos que yo quería incorporar pero yo no sabía tocar y entonces, los instrumentos que ocupé fueron los que tenía en la sala de clase. El triángulo, la caja china, el glockenspiel la guitarra y claro, los arreglos los hice en base a esos instrumentos que yo sabía tocar y como era algo tan personal yo sentía que nadie más podía… O sea, era un proceso súper personal, desde el nacimiento de las canciones, los arreglos, después las grabaciones fue todo muy íntimo. Iba ser un regalo que le iba a hacer a mi gente cercana, ese era como el fin.

O sea, nunca te imaginaste que esto iba a crecer…

Y eso ha sido lo más bonito que me ha pasado en el fondo. Porque cada una de estas cosas han sido como pequeñas sorpresas. El hecho de que la canción empezara sonar en la radio para mi fue un regalo. Todas las cosas que han sucedido han sido un regalo, porque nunca tuve como expectativa de las canciones. Claudius tuvo como la visión, porque el lo veía de afuera el me dijo oye está bonito compártelo y cuando salió la convocatoria del sello azul el me dijo porque no te lanzas y te inscribes en las convocatoria.

Y tú dijiste ¿qué es eso?

Claro, ¿de qué me hablas? (risas)

Y bueno, lo mande, y a esa altura yo estaba con mil horas de clases, Lo mande y me olvidé. Yo antes había hecho el lanzamiento y ahí se empezó a correr la voz y se formó como una bola de nieve. Me empezaron a llamar para entrevistas y me parecía muy raro. Y cuando me llamaron de la Rolling Stone, yo no lo podía creer era como ¿qué onda? ( risas) Fue muy sorprendente, pero fue muy bonito , me abrió todo un mundo nuevo que de alguna manera yo estaba buscando, porque sentía que necesitaba un cambio urgente y me empecé a dar cuenta de que por ahí podía ir el cambio, porque no tenía muy claro tampoco que es lo que quería finalmente, porque de hecho las canciones nacieron de eso, de una depre, de una crisis vocacional casi en mala ( risas).

A mi me da la impresión de que tu disco es súper femenino, delicado, soft y prácticamente acústico, ¿qué piensas tu del disco?

Si puede ser. A mi me encanta el disco. Siento que quedó redondito y con la nueva reedición también porque con el sello azul, le hicimos nueva caratula, le agregamos una canción más. Al principio con la primera edición, que fue todo autoproducción, yo sentía que era todo un resultado, entonces cuando llegué al sello y me dijeron que me tenía que cambiar de carátula me quería morir (risas) y a mi me gustaba mucho porque encontraba que el orden de las canciones era una pincelada de principio a fin era muy coherente. Bueno, ahora con el nuevo orden igual quedó bien, después de tanta pelea, me terminaron odiando ahí un poco yo creo ( risas).

¿Qué onda con eso? ¿te diste cuenta de que quizás te gustaba que fuera un trabajo propio todo el disco que sea al tuyo solamente y que no meta mano nadie más ?

Es que las canciones son tan personales y fue un trabajo tan solitario y además, todo prácticamente lo había hecho yo, de hecho hay un video clip donde participó claudius y yo el primero que es con stop motion, entonces, como desde la foto de la caratula hasta el video, ya todo lo había hecho yo. Había estado encima de todo el proceso. Fue complicado al principio llegar al sello porque ellos tiene equipos de trabajo, de seis o siete personas, donde solamente en la caratula, teníamos, fotógrafo, dos diseñadores, directora de arte, maquilladora y yo… Ahí tuve como mis rollos para soltar un poco. Porque por lo menos a mi me pasa que cuando creo algo, lo hago porque yo creo que debe ser así no preocupándome si le va a gustar al otro porque nace así. Entonces, cuando te dicen que la caratula debe ser más vistosa para llamar la atención del público, ahí como uno no sabe que hacer, porque no estas acostumbrado, pero ya, si estas en el juego hay que tranzar esas cosas yo lo entiendo.

¿Qué opinas de este boom de músicos cantautores que han salido en Chile? ¿cuál es tu mirada con respecto a eso?

La verdad es que no sé porqué se ha dado pero creo que hay una necesidad imperiosa de expresarse. Están pasando tantas cosas en Chile y en el mundo y la música es efectiva a la hora de expresarte. Es un mensaje claro y directo a las emociones, ahora, es loco ese fenómeno de los solistas, porque de hecho muchos vocalistas de bandas también sacan sus discos en paralelo como solistas. Quizás, es el tiempo que estamos viviendo. Grandes ciudades, todos quieren ser protagonistas de su propia vida, no sé la verdad.

¿Tienes proyecciones y planes para el futuro con respecto a tu música o vas paso a paso y estas concentradas en el presente?

De pasar de no tener ninguna expectativa, (renuncié a hacer clases) estoy trabajando para que las cosas resulten bien, mi expectativas son de que mi música se conozca cada vez más aquí en Chile y obviamente quiero que se escuche afuera también y para eso internet es la herramienta. Mi sueño, si habláramos de sueños en este minuto, es como eso. Que la gente me conozca mucho más en mi país y que también mi música sea conocida afuera y viajar a tocar afuera.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *